Cada uno con su Revolución

Yo, por estas fechas, me siento muy Gonzalista y, este año además, INMORTALISTA y para nada me importa reconocerlo. El hecho de sentarse delante de un folio en blanco y escribir esa jartá de letras que ponen el vello de punta -tal y como me lo pusieron anoche, el pasado miércoles y en el ensayo general- me parece un ejercicio admirable. Cada uno a su manera, formamos parte de ese puñado de personajillos, mindundis que nos empeñamos en no seguir… Seguir leyendo… →