Más claro, agua. Las opciones no convencen

Y en esa revolución interior, amamantada por la libertad que esta democracia prostituida me otorga, mi forma de escapar se llama VOTO EN BLANCO

Gonzalo Amarillo en su post “Rebelión, orgullosa dama de blanco”