Lo mismo da

Aquí donde me véis, no me suelo meter en conversaciones políticas con ‘desconocidos’ y mira qué, a diario, me los encuentro. Antes de que yo exprese mi opinión sobre ciertas cosas, prefiero que la otra persona hable y diga lo que tenga que decir. No penséis que luego aprovecho yo para soltarle mi verborrea para tratar de convencerles, ni mucho menos. Tengo mi opinión sobre todo lo que ocurre a mi alrededor, pero no soy un talibán de mis principios, ni criterios.

Y cuento ésto, porque cada vez son más los cuerveños que me encuentro que coinciden en decir que lo mismo da uno que otro. Y todos coinciden también en decir que nuestro municipio necesita un lavado de cara, por no decir de siglas. Y también coinciden en decir que como no quitemos del medio –como mínimo- a dos (refiriéndose a los actuales portavoces de IU y del PSOE), El Cuervo irá al garete.

Podéis creerme o no, insisto, no escribo ésto para tratar de convencer a nadie, pero de lo que estoy seguro es que ya saben los cuerveños de qué pie cojea cada uno. Soy partidario del sistema americano; cada ocho años, a buscarte las papas como todo hijo de vecino. El poder corrompe y los mandatos que se alargan en el tiempo, malgastan al pueblo y al propio gobernante y perjudican la salud de uno y de otro. No tenemos que ir muy lejos para encontrar un ejemplo.

Los cuerveños ya sabemos qué ha hecho uno y qué ha hecho otro y qué hará uno y qué hará el otro. Yo ya lo escribí en su momento; podemos alardear de tener un sillón de alcaldía de lo más dinámico, pero con las mismas caras. Ni es bueno que se inmortalicen a los portavoces políticos, ni es bueno que sólo se repartan el trozo entre dos. El hecho de que sólo haya dos opciones políticas fuertes en nuestro pueblo, no es aconsejable para éste ni para nadie, porque sólo habrá ataques entre ellos. Se prescinde del diálogo y del avance. Y, lo que es peor, habrá pactos -de espaldas a la galería- para que nadie salga perjudicado de los desavíos de uno ni de otro. Por lo tanto, ya que los partidos políticos seguirán siendo los mismos de siempre (no os creáis eso de que para el año que viene habrá uno nuevo…), al menos, que se animen a hacer algún cambio a nivel de portavoces, que ya va siendo hora.

Sí, por los cojones!