Podéis estar tranquilos

Pensarán que algo estamos tramando cuando llevamos algún tiempo sin publicar nada, refiriéndome a los autores de los demás blogs ‘cuerveños’ y al autor de éste, en concreto. Pues no, se equivocan. En mi caso, ando más liado que la pata de un romano y miren que no soy de usar frases hechas. Si tenéis TeleCuervo y habéis visto las noticias de este fin de semana y del pasado, habréis notado un ligero cambio con respecto a las ediciones de semanas anteriores. Y no me refiero a la cabecera ni a la sintonía, que también, sino a la voz que acompaña a las imágenes. Desde hace dos semanas, estoy trabajando en la televisión local de nuestro pueblo y, la verdad sea dicha, estoy la mar de contento e ilusionado por volver a los medios de comunicación, aunque también es cierto que nunca me había despegado del mundillo, puesto que sigo colaborando en alguna que otra cosa y, en la medida de lo posible, continúo con este blog y ni intención tengo de dejarlo, aunque reconozco que no le dedico todo el tiempo que quisiera.

Además de ésto, también he estado bastante enreao en la organización de un concierto en Jerez, en concreto, en la Sala Paúl que, en realidad, ha sido lo que más tiempo me ha tenido ocupado. Por cierto, no tiene nada que ver organizar una historia aquí que en la ciudad gaditana. Allí son todo facilidades. Me sé de uno que, hasta hace poco, se llevó un tiempo detrás del Alcalde de El Cuervo y de la Delegada de Juventud para promover un pequeño festival con grupos locales y de fuera. La última vez que hablé con él, me dijo que se dio por vencido  al ver que no obtenía respuesta alguna.

Sigo, también, colaborando en la revista ‘mensual’ que lanza Challé Café Copas y, dentro de poco, también colaboraré en un nuevo periódico que saldrá en nuestro municipio.

Así que, por todo ésto y por muchos más motivos, colaboraciones y trabajos he estado apartado de esta pequeña ventana que me brindo para decir lo que me da la real gana, aunque tampoco os tengo acostumbrados a escribir todos los días, todo hay que decirlo.

De alguna manera, veía conveniente dar una explicación sobre mi ausencia a la gente que visita a diario este blog, puesto que -de un tiempo a esta parte- el número de visitantes ha aumentado considerablemente. Os animo a que sigáis por aquí y comentéis las entradas porque, en definitiva, esa es la temática; que el autor del blog exponga un tema o dé su opinión sobre algo en concreto y los visitantes lo completen o expongan la suya propia en los comentarios.