Soy consecuente con mis principios

Algo que siempre he tenido muy claro es que nunca me venderé. Prefiero seguir en el paro antes que llevar siempre la cabeza gacha, tal y como he visto esta mañana.

Hoy 27 de Mayo he tenido el primer juicio, de dos, con la empresa municipal que gestiona los “medios de comunicación” públicos en nuestro municipio, Cuervo de Sevilla Comunicación. Y tengo que decir que he salido tremendamente decepcionado de la experiencia. Ya no por el propio juicio, sino por los acontecimientos. En ningún momento se me pasó por la cabeza que aportarían como testigo a la Jefa de Prensa del Ayuntamiento, principalmente, por varios motivos. Primero, porque hasta el pasado 31 de Diciembre, nos unía una relación de amistad, además de profesional. Relación que cambió, por su parte, a partir de esa fecha. Y segundo, porque no entiendo cómo una persona que tanto me criticó de Antoñi Alcón, Inmaculada Cordero y algunos más, ahora campe al lado de ellos como si tal cosa y, lo que es peor, se preste como testigo en un juicio a sabiendas de que todo lo que ha dicho no me ha beneficiado en absoluto, sino todo lo contrario. Y lo que es peor aún, que me haya acusado en su intervención de algo que no he hecho. Y no diré nada más al respecto, porque entiendo que cada uno es libre de tomar las decisiones que vea oportunas, tal y como yo tomé las mías en su momento y seguiré tomando.

Insisto, no critico -ni mucho menos- el juicio en sí, porque entiendo que cada parte debe defender su versión lo mejor que pueda, aportando testigos, documentos, etc., pero sí expreso mi malestar por haber sido ella la que se presentó como testigo, por las razones que he citado y por algunas más que no diré. Tan sólo desearle que, a final de mes, sea una de las pocas que cobre su nómina.

El próximo 14 de Octubre, tendré el siguiente.