Al traste con la neutralidad institucional

COMUNICADO DE LA CASA REAL

Doña Pilar Urbano, autora de libro La Reina muy de cerca, tras mantener una conversación privada con SM la Reina, pone en boca de SM unas supuestas afirmaciones que hoy reproducen algunos medios de comunicación. Supuestas afirmaciones que, en todo caso, se han hecho en un ámbito privado y que no corresponden con exactitud a las opiniones vertidas por SM la Reina, como oportunamente se le ha hecho saber a la autora.

Tal y como se reproducen, no reflejan la profunda actitud de respeto de SM la Reina hacia todas las personas, su cercanía hacia quienes sufren, son perseguidos o discriminados. Tal y como se reproducen tampoco reflejan la impecable trayectoria de absoluto respeto y neutralidad mantenida -como es público y notorio- por SM la Reina frente a los asuntos objeto de polémica en la vida pública española e internacional y, en particular, frente a aquellos ámbitos objeto de decisiones adoptadas por los representantes de la soberanía nacional o por cualquiera de los otros poderes del Estado.

En todo caso, SM la Reina lamenta profundamente que la inexactitud de las palabras que se le atribuyen haya producido malestar o disgusto en personas o instituciones, a las que siempre ha profesado y profesa un profundo respeto.

Teniendo en cuenta que el libro, antes de su publicación, habrá obtenido el beneplácido de SM la Reina, tendríamos que darle la razón a la “periodista”, ultraconservadora e integrante del Opus Dei, Pilar Urbano. Por lo tanto, cabe pensar que ya no existe tal neutralidad institucional en la monarquía y que, viendo las palabras de la Reina, están más cerca del PP y de Ratzinger de lo que creíamos en un principio.