Extremoduro – Aledaños de Chapín (Jerez) – 24/Oct./2008

Ya no es la banda de rock que presentaba sus nuevos discos en la casa de okupas del barrio ni la banda, cuyo cantante, podía dejar plantado a un buen grupo de seguidores en mitad de un concierto. Ahora son los Extremoduro de LastTourInternational, la mayor promotora de conciertos y festivales de nuestro país, la que más invierte en eventos musicales. Tan sólo tienes que asistir a un concierto o a un festival donde sea responsable de su organización y te darás cuenta de la diferencia que existe en relación a otros eventos musicales.

Extremoduro, tras la vuelta, después de seis años de parón por haber sufrido su vocalista, Rober Iniesta, el síndrome de la página en blanco -no olvidemos que su anterior trabajo discográfico, “Yo, Minoría Absoluta” salía al mercado en 2002- se afianzan como la banda más grande de nuestro país. Están llenando en todos los conciertos de la gira. En algunos, incluso, colgando el no hay entradas y “La Ley Innata“, su último álbum, se convirtió en disco de oro a las pocas semanas de salir.

Con todo ésto, si uno se entera que eligen Jerez (a 30 minutos de mi casa), como otra de las ciudades para dar a conocer sus nuevas canciones en directo, estaba claro que no podía rechazar la ocasión. En los aledaños del Estadio Municipal de Chapín, con un grandísimo número de personas, tal y como viene siendo habitual en los conciertos que tienen lugar en ese sitio (Fito y Fitipaldis, Bob Dylan, etc.), y con los nervios metíos en el cuerpo, porque era la primera vez que asistía a un concierto de Robe y los suyos y, la verdad sea dicha, tenía bastantes ganas.

A las 22:00 h., tal y como estaba previsto, empieza a sonar “Deltoya” con Robe en el escenario. Los demás componentes de la banda estaban ocultos tras dos grandes telones de color blanco que se desprendían desde lo alto del escenario. Un muy buen himno para comenzar, un sonido espectacular y una escenografía que avisaba que estábamos ante una gran noche. Luego vendrían “Sol de Invierno” e “Historias Prohibidas” casi seguidas, para que la gente no parara de dar saltos y acompañar a Robe en el cante.

Extremoduro están arropados por un elenco de seguidores fieles a la banda durante todos estos años. Seguidores que se saben las canciones casi mejor que el propio Robe. No hay datos oficiales en cuanto a la asistencia de público en Jerez, pero puedo decir que había un número suficiente como para alzar la voz más que el Iniesta. Y así durante todo el concierto. El que más y el que menos se sabían la letra de “Golfa“, “Buscando Una Luna“, “La Vereda de la Puerta de Atrás“, “Quemando Tus Recuerdos” y “Decidí“, las que sonaron después y justo antes de un parón de unos 15 minutos.

Posteriormente, más canciones convertidas en himnos como “Tu Corazón“, “Sucede“, “Standby“, “A Fuego“, “So Payaso” y “Jesucristo García“. Como véis, un tracklist basado en canciones anteriores a “La Ley Innata”, de hecho, fue “Dulce Introducción al Caos” la única que pude reconocer.

Y, en los minutos finales, continúan con “Puta“, la canción censurada del “Yo, Minoría Absoluta” y “Salir“, una del “Canciones Prohibidas”, para terminar con “Ama, Ama y Ensancha el Alma“, la canción que daría pie a un final apoteósico con tremendos solos de Iñaki.