Al final, tendré que dejar de leer tanta prensa de izquierdas…

Y me llevo las manos a la cabeza cuando leo en Publico.es que el Ayuntamiento de Madrid paga 750.000 euracos diarios a los bancos en concepto de intereses de los distintos préstamos que tiene contraído para poder financiar las obras faraónicas de Madrid.

En la revista El Jueves publican el sueldo de la Infanta Elena por no hacer absolutamente nada al frente de la Fundación (¿?) que preside. 200.000 € que se embolsa al mes, para el que sienta curiosidad por saber lo que gana.

En ElPais.es leo que la Reserva Federal seguirá inyectando dinero a los bancos mundiales por valor de casi 700.000 millones de dólares. Bush se despide a lo grande regalando dinero a sus amiguetes banqueros.

Resulta que, cuando quieren, sacan una burrada de dinero de la manga para equilibrar la economía e intentar que el mundo no se destruya, para pagar el astronómico sueldo de una infanta o para pagar los desorbitados intereses de los préstamos de un Ayuntamiento y, sin embargo, no tienen para acabar con el hambre en el mundo… o no quieren.