En El Cuervo, ¿existe realmente la crisis?

Durante todo el día nos bombardean, desde los medios, de la actual crisis que estamos viviendo, pero ya he coincidido con varias personas en que tal crisis existe realmente, pero no nos lo queremos creer. Ayer, sin ir más lejos, desde Lebrija me traje a un autoestopista cuerveño que sacó, precisamente, ese tema de conversación que, insisto, está en boca de todos. Ambos nos preguntábamos que si tal crisis existe, ¿cómo es posible que todos los bares de nuestro municipio estén abarrotados a la hora del desayuno y la cena, sobre todo?

No nos queda más remedio que pensar que estamos gastándonos los ahorros para seguir manteniendo el status que traíamos hasta ahora. No quiero ser catastrofista, ni mucho menos, pero el tema se va a poner muy mal dentro de poco. Los ahorros no son infinitos, el desempleo en El Cuervo, como en todos sitios, está creciendo y los préstamos de los grandes coches de los niños hay que seguir pagándolos.